De izda. a dcha., Alberto Lalana Esáin, Santiago Albéniz Martiarena, Iñigo Martín Galar Preciado, Iñigo Abendaño Biurrun, Daniel Gallego Sánchez y Óscar Valencia Rubalcaba.

Un equipo de aprendices de Volkswagen Navarra gana un premio nacional con un proyecto de automatización logística

→ Concedido por la Sociedad Internacional de Automatización (ISA), a través de su sección española, la institución ha considerado el trabajo de los alumnos navarros el mejor de los presentados por una decena de equipos de todo el país

→ En el proyecto ganador han participado alumnos de dos especialidades distintas de la formación profesional dual impartida en la Academy de la planta de Landaben: Automatización, Robótica y Redes Industriales y Mecatrónica Industrial

15 de junio de 2022

Un equipo de aprendices de la Academy de Volkswagen Navarra se ha alzado con el premio concedido por la sección española de la Sociedad Internacional de Automatización (ISA). El grupo de la planta navarra ha obtenido el galardón en una de las dos categorías existentes, la de trabajos desarrollados por alumnos de ciclos formativos preuniversitarios, a la que han concurrido una decena de equipos de todo el país. En concreto, el proyecto presentado es el trabajo correspondiente al examen práctico exigido en la formación que cursan en la Academy.

El equipo ganador está formado por los aprendices Iñigo Abendaño Biurrun, Iñigo Martín Galar Preciado y Daniel Gallego Sánchez, en representación de los 12 alumnos de las especialidades de Automatización, Robótica y Redes Industriales y de Mecatrónica Industrial de esta décima promoción de aprendices. El trabajo ha contado con la supervisión del tutor Óscar Valencia Rubalcaba.

El proyecto premiado consiste en crear una instalación capaz de procurar una producción flexible, “de manera que las instalaciones realicen su trabajo independientemente de los tipos y modelos de pieza que reciban”, describen los alumnos. Esta acción es posible gracias al diseño de unos contenedores ‘inteligentes’ que, antes de recibir una pieza, “ya tienen la información sobre el tipo y el número de piezas con el que trabajarán”, apuntan.

 

Tecnología avanzada
Para conseguirlo los aprendices han empleado en su proyecto tecnología avanzada. En concreto, la instalación diseñada consta de dos contenedores inteligentes (guiados por AGVs o vehículos autónomos), una estación

de carga de piezas (almacén), y otra de trabajo, donde un robot KUKA descargará las piezas que lleva el contenedor inteligente conforme al lote establecido en la zona logística.

El trayecto de los contenedores inteligentes está realizado con una banda magnética por la que circulan una serie de vehículos autónomos (AGV’s) que leen tags (órdenes) y que posteriormente se comunican con el autómata programable, tanto de la zona logística como de la instalación robotizada. En la estación de carga o almacén, un operario introducirá en el contenedor el tipo y cantidad de piezas según las necesidades de producción, pudiendo transportar distintos tipos de diferentes modelos de vehículos.

Una vez cargado el contenedor, el operario, a través de una pantalla, indica que ya está listo para acudir a la zona de trabajo. “En ambas estaciones, para alimentar a los contenedores inteligentes, utilizamos un docking que consta de dos partes (mecanismos de enclavamiento): una, la que lleva la alimentación que está instalada en la estación, y otra, la que recibe la alimentación, colocada en el contenedor. Ambas piezas son las encargadas de transmitir al contenedor un paquete energético, aire, alimentación y comunicación Profinet”, detallan los alumnos premiados.

Calidad técnica e innovación
El jurado del premio ha valorado tanto la profundidad de los trabajos y su innovación, como su aplicabilidad en la industria, su calidad técnica y la novedad que aportan en su área de desarrollo.

Respecto a su posible aplicación en la industria, el jurado ha valorado si el resultado de este trabajo se puede emplear directamente en la industria de forma realista, si es un estudio teórico o se han empleado simuladores, plantas piloto o pruebas en planta real. También ha tenido muy en cuenta si el trabajo evalúa la consecuencia económica en coste y beneficios de su aplicación.

La Sociedad Internacional de Automatización (ISA) es una asociación profesional sin ánimo de lucro fundada en 1945 “para crear un mundo mejor a través de la automatización. ISA promueve la competencia técnica al conectar a la comunidad de automatización con el objetivo de conseguir la excelencia operativa. Además, es el proveedor de recursos técnicos fundamentales basados ​​en estándares, lo que impulsa el avance de las carreras individuales y de la profesión en general”, señala la asociación.

Un reto para el trabajo en equipo
Para los tutores de la Academy y supervisores de los trabajos Óscar Valencia y Santiago Albéniz Martiarena el proyecto ha constituido todo un reto para los aprendices ya que procedían de dos especialidades distintas. En este sentido, el esfuerzo de coordinación ha sido también destacable. “La planificación del proyecto ha sido complicada porque los aprendices comparten el tiempo dedicado al proyecto con la asistencia a las naves, de manera que hay semanas que los alumnos que han diseñado el proyecto no coincidían”, destacan los formadores.

Para Alberto Lalana Esáin, responsable de Formación y Desarrollo de la Academy de Volkswagen Navarra, el proyecto que se ha alzado con el premio “tiene un nivel exigente. Además, el hecho de salir a un certamen externo es importante para la planta porque nos da la medida de lo relevante del trabajo que hemos presentado, que es, además, una representación de los proyectos que hemos desarrollado. El premio nos sitúa en un nivel puntero en el contexto nacional”.