El T-Cross, completamente nuevo, amplía la familia SUV de Volkswagen con un modelo joven, práctico y versátil en el segmento A0 SUV. El T-Cross es un modelo crossover urbano con una longitud de 4,11 m y una altura de 1,56 m, 54 mm y 112 mm más que el Polo respectivamente.

EXTERIOR

El nuevo T-Cross. El T-Cross supone una ampliación práctica, casual y polifacética de la gama de SUV de Volkswagen. Sofisticado, con múltiples aplicaciones y, como todos los miembros de la familia SUV, con una presencia imponente y un factor de reconocimiento máximo. Esta combinación cuidadosamente equilibrada de estilo informal, practicidad refinada y máxima rentabilidad está dirigida a un público joven de todas las edades con una actitud positiva hacia la vida, pero que al mismo tiempo sea consciente del ahorro y las ventajas de su acompañante motorizado.

El T-Cross es un modelo crossover urbano con una longitud de 4,11 m y una altura de 1,56 m, 54 mm y 112 mm más que el Polo respectivamente. En su clase, marca tendencia en múltiples aspectos y no deja nada que desear en cuanto a utilidad, seguridad y conectividad. Además, existen multitud de posibilidades de diseño y combinaciones que hacen posible personalizarlo.

Diseño exterior: Frontal imponente con una parrilla dominante. El T-Cross no deja indiferente. Su imponente frontal acentúa la pertenencia a la familia y resalta al mismo tiempo la individualidad del nuevo modelo. El dominante capó delantero y la amplia parrilla del radiador marcan unos detalles definidos con los faros integrados en sus extremos. La vista lateral está marcada por dos características líneas horizontales que aportan una presencia masculina. Conforman un hombro musculoso y culminan en un elemento de diseño nuevo e igualmente imponente: transversalmente a lo largo de la parte trasera se extiende una banda reflectora enmarcada en un embellecedor negro que refuerza visualmente la anchura del T-Cross.

Cómodo y espacioso. A pesar de su longitud de 4,11 m, unos 12 cm más corto que el T-Roc, el T-Cross ofrece un acceso cómodo a través de cuatro grandes puertas; una ventaja esencial de la plataforma modular transversal MQB que hace posible situar el eje delantero muy hacia delante. La larga batalla de 2,56 metros cumple los requisitos para un habitáculo grande con mucho espacio para hasta cinco personas. El maletero comprende entre 385 y 455 litros desplazando la fila de asientos traseros. En un abrir y cerrar de ojos, gracias al asiento trasero abatible, el T-Cross se convierte en un vehículo de transporte con superficie de carga nivelada y hasta 1281 litros de volumen de almacenamiento, el mejor valor absoluto para un SUV de esta  categoría.

INTERIOR

Diseño interior: Tome asiento

El T-Cross consigue una visión de conjunto: gracias a su posición de asiento elevada (el conductor y el pasajero se sientan 597 mm por encima de la calzada, los pasajeros de la parte trasera 652 mm) y a la buena visión panorámica, los ocupantes del vehículo disfrutan de una visión superior. El interior es extremadamente espacioso y da la sensación de ir sentado en un vehículo más grande. Además, se puede adaptar de forma increíblemente sencilla, muy flexible y veloz a las más diversas necesidades. Todo comienza con un asiento trasero desplazable 14 centímetros que permite aumentar la zona reposapiés de los pasajeros o el volumen del maletero según se desee. Continúa con un respaldo del asiento trasero distribuido en proporción 60:40 y que se puede abatir parcial o totalmente, y finaliza con un respaldo del asiento del acompañante opcionalmente abatible con el que se pueden transportar incluso objetos muy largos al combinarse con el asiento trasero divisible.

 

 

Personalizable. Los grandes salpicaderos coinciden en color y estructura con los materiales del asiento, el cierre del volante, la consola central pintada y los colores exteriores. Esto confiere al interior del vehículo una imagen desenfadada y deportiva.

La iluminación ambiental indirecta (desde el acabado Advance) enmarca el habitáculo de forma natural. Los elevalunas eléctricos en las cuatro puertas vienen de serie, así como el asiento del conductor de altura regulable.

Motores turboalimentados: Potentes y eficientes. Inicialmente, hay disponibles tres eficientes motores turboalimentados para garantizar una marcha rápida en el T-Cross. Los dos motores de gasolina de tres cilindros 1.0 TSI con filtro de partículas generan una potencia de 70 kW/95 CV o bien 85 kW/115 CV. La oferta se completa con un cuatro cilindros 1.6 TDI con 70 kW/95 CV. Todos los motores cumplen con la normativa de emisiones Euro 6D-TEMP. En función del motor seleccionado, la potencia se transmite a la carretera a través del eje delantero mediante una caja de cambios manual de 5 o 6 velocidades o un cambio de doble embrague DSG de 7 marchas.

Sistemas de asistencia: Llegar con seguridad. Sistemas de asistencia como en un coche de gama superior: el T-Cross está equipado exhaustivamente con la tecnología de seguridad que hasta ahora se reservaba para los vehículos de mayor tamaño y, con esto, avanza para ser uno de los SUV más seguros de su categoría. Además de las excelentes características de resistencia a choques presenta una amplia gama de sistemas de asistencia al conductor que desde el principio reducen el riesgo de una colisión y aumentan la comodidad de conducción. Entre ellos se encuentran, de serie, el sistema de vigilancia Front Assist, junto con el sistema de detección de peatones y la función de frenada de emergencia en ciudad, el asistente de arranque en pendiente, la detección de fatiga y el control de crucero adaptivo ACC a partir del acabado Advance. Otras características opcionales incluyen el asistente de luz de carrera “Light Assist” y el sistema de aparcamiento asistido.

Manejo intuitivo: La conectividad. Autonomía digital: el T-Cross ofrece a los usuarios exigentes el máximo nivel de conexión en red y con el mundo exterior. El manejo y la individualización de las funciones de a bordo están dispuestos de modo intuitivo. El T-Cross cuenta con hasta cuatro conexiones USB. El sistema opcional de cierre y arranque sin llave «Keyless Access» hace más cómodo el acceso al T-Cross; por su parte, el sistema de asistencia para luz de carretera «Light Assist», opcional, activa y desactiva la luz de carretera de forma autónoma en cuanto se acerca tráfico en el sentido contrario.